ONDA PEÑES  Escúchanos en el 107.7 y 107.2 de la fm

 

 

 

En Portada

Salud llama a celebrar las navidades en grupos

«pequeños y cercanos» para frenar la sexta ola

 

El Principado pretende frenar la sexta ola de coronavirus «sin entrar en las restricciones de otros momentos». ¿Cómo? Reforzando las normas básicas de protección. Con ese objetivo, y a propuesta de la Dirección General de Salud Pública, se impondrá la instalación de medidores de CO2 en todos aquellos negocios en los que no se pueda garantizar el uso permanente de la mascarilla o en los espacios cerrados con capacidad para más de 500 personas, fundamentalmente negocios de hostelería y gimnasios.

Con esta medida se pretende incidir en la importancia de tener bien ventilados los espacios interiores para reducir el riesgo de contagio. No solo eso. Las autoridades sanitarias también han decidido reforzar las labores de inspección y control. Primero, tal como explicó ayer el director general de Salud Pública, Rafael Cofiño, como medida pedagógica y de sensibilización. Y segundo, con un propósito sancionador, para penalizar a quienes incumplen las normas básicas de prevención.

Estas medidas, que se adelantan con respecto a lo previsto inicialmente, debido al rápido incremento de los contagios y el aumento de la presión asistencial en hospitales y centros de salud, entrarán en vigor la próxima semana. «Por favor, responsabilidad», clamaban ayer tanto el director general de Salud Pública como la gerente del Sespa, Concepción Saavedra, y el jefe de Alertas y Emergencias, Miguel Prieto. Los tres comparecieron en rueda de prensa para explicar la situación epidemiológica de Asturias y adelantar un mensaje de cara a las fiestas navideñas. «Que las reuniones familiares sean pequeñas y lo más cercanas posibles».

 

De momento, no está previsto ni reducir aforos ni limitar horarios, aunque esa posibilidad sigue sobre la mesa y su aplicación depende de la evolución de la pandemia. Según el nuevo 'semáforo covid', el nivel de riesgo en Asturias «es todavía bajo», aunque las cifras ya aventuran «unos meses complicados». La Consejería de Salud ha confirmado otros 322 casos de covid-19 y ya son 123 las personas hospitalizadas, de las cuales 19 permanecen en la UCI. En solo una semana, las hospitalizaciones han crecido un 44%.

Según Cofiño, «lo más fácil desde el punto de vista epidemiológica sería cerrar Asturias», pero la «corresponsabilidad y experiencia» ha llevado a su dirección general a reforzar las normas sanitarias básicas en lugar de aprobar restricciones más traumáticas a nivel económico. El Principado se da de margen los próximos quince días para decidir si hay o no que dar un paso más allá en su estrategia contra la pandemia. «Salud y economía son variables que van de la mano y hay que mantener un equilibrio», sostuvo Miguel Prieto.

Ambos subrayaron la diferencia entre la situación epidemiológica actual y la de hace un año -556 muertes por covid en noviembre de 2020 frente a las 15 registradas el mismo mes de este año- para explicar por qué no se adoptan restricciones más severas. «Tenemos vacunada al 85% de la población. Y la situación no es la misma», coincidieron. Aseguran que, de no existir ese porcentaje de vacunación, en el colectivo de entre 60 y 69 años, el más afectado por esta sexta ola, el número de personas hospitalizadas en planta sería 16 veces mayor y la de pacientes en UCI se multiplicaría por 23.

 

 

 

 

 

 


AVISO LEGAL       Aviso Legal   |   Política de Privacidad   |   Política de Cookies   |   Contacto

 

©2019 Todos los derechos reservados.  www.gaxarte.com