ONDA PEÑES  Escúchanos en el 107.7 y 107.2 de la fm

 

 

 

En Portada

La covid provoca la baja laboral de cerca

de 37.000 asturianos en dos meses

 

 

La expansión de la sexta ola del coronavirus, que comenzó el pasado mes de noviembre, ha tenido una incidencia muy notable en el incremento de las bajas laborales, tal y como confirmó ayer en Oviedo el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migración, José Luis Escrivá, en la sede de la Presidencia del Principado de Asturias, donde se reunió con Adrián Barbón, aprovechando su visita a Oviedo.

Escrivá, a falta de que se conozcan las cifras oficiales, estimó que las bajas por covid en Asturias en el acumulado de los meses de noviembre y diciembre de 2021 alcanzaron al 10% de los afiliados a la Seguridad Social. Teniendo en cuenta las cifras de afiliación de ambos meses -368.636 en noviembre y 370.199 en diciembre-, serían unos 37.000 los asturianos que cogieron la baja laboral por covid, tanto por contagio como por aislamiento.

Según el ministro, se trata de un volumen similar al de las bajas por el mismo motivo a nivel nacional. Es decir, con más de 19 millones de afiliados, la cifra de trabajadores afectados en todo el país rondaría los dos millones. Si bien, Escrivá puntualizó que «la tendencia en los últimos días ya muestra un descenso claro, con lo que ya se habría superado el pico».

Por su parte, el presidente asturiano, Adrián Barbón, agradeció al ministro su presencia en Asturias y aprovechó para hacer un llamamiento a las fuerzas políticas del Congreso de los Diputados para que «no vulneren el acuerdo de la reforma laboral por intereses electorales. Que piensen que es una reforma pactada y justa para los trabajadores y si no sale adelante será una falta de respeto».

El ministro José Luis Escrivá, había iniciado su agenda en la región con un desayuno con directivos de empresas asturianas, para presentar un análisis del mercado laboral español y las medidas adoptadas por el Gobierno en la reforma laboral para paliar las altas tasas de temporalidad y precariedad. Posteriormente visitó las sedes de la Tesorería General y del Instituto Nacional de la Seguridad Social en Oviedo, antes de reunirse con Barbón.

En este contexto, Escrivá afirmó que los ERTE evitaron una caída del empleo que hubiera podido alcanzar al 21% de los trabajadores en Asturias en abril de 2020. Este mecanismo dio protección a un total de 3,5 millones de trabajadores en toda España, 62.757 en el Principado, de los que actualmente siguen en ERTE 1.844 en la región y 116.157 en todo el país. Escrivá aseguró que los buenos resultados de esta experiencia habían sido trasladados a la reforma laboral, en la que los ERTE se han convertido en estructurales.

El ministro también analizó la evolución del empleo en el Principado y aseguró que la región ya recuperó los niveles previos a la pandemia, al contar con 357.102 trabajadores, aunque aún no se llegó al nivel de ocupación anterior a la crisis económica de 2008, cuando había 392.000 ocupados. Para el ministro, la diferencia entre una crisis y otra reside en la velocidad de recuperación, que ha sido más alta ahora, y la efectividad de las medidas adoptadas para paliarla. «Los mecanismos han funcionado», aseguró.

Respecto a los autónomos, el ministro afirmó que «también hemos articulado mecanismos de protección que han sido efectivos, ya que el empleo autónomo se ha mantenido prácticamente estable durante esta crisis, mientras que respecto a 2008 Asturias había perdido casi 12.000 trabajadores de este régimen». En junio de 2008, el Principado contaba con 85.881 autónomos, mientras que febrero de 2021 tenía 73.221, una cifra similar a la actual, en la que rondan los 72.500.

Para Escrivá, las medidas adoptadas por el Gobierno durante la crisis sanitaria también permitieron que las tasas de paro, tanto en España como en Asturias, se mantuvieran estables, «en torno al 15%, en Asturias, incluso por debajo, mientras que en la crisis económica anterior la tasa de paro estuvo en el 25%», dijo.

José Luis Escrivá realizó este análisis durante un desayuno organizado en el Hotel de la Reconquista de Oviedo por la Asociación para el Progreso de la Dirección (APD), presidida en Asturias por Eva Rodríguez, consejera delegada de Masymas, en el que participaron una treintena de directivos de empresas asturianas, además de representantes institucionales, como la delegada del Gobierno en Asturias, Delia Losa; el consejero de Industria, Empleo y Promoción Económica del Principado, Enrique Fernández; la presidenta de la Federación Asturiana de Empresarios (Fade), María Calvo, y los presidentes de las Cámaras de Comercio de Oviedo y Gijón, Carlos Paniceres y Félix Baragaño, respectivamente.

 

 

 

 

 

 


AVISO LEGAL       Aviso Legal   |   Política de Privacidad   |   Política de Cookies   |   Contacto

 

©2019 Todos los derechos reservados.  www.gaxarte.com