ONDA PEÑES  Escúchanos en el 107.7 y 107.2 de la fm

 

 

 

En Portada

Asturias apoya recurrir al toque de queda porque

los datos son «absolutamente preocupantes»

 

No se cansa de repetirlo. Hará lo que haga falta. Tomará todas las decisiones que sean necesarias para frenar el avance, ahora incontrolado, del coronavirus en Asturias. Cualquier medida. Y entra ellas podría estar el toque de queda que ha puesto sobre la mesa la comunidad de Madrid y que ha obligado a todas las regiones a tomar partido, más aún teniendo en cuenta que hoy está convocado el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud y que no son pocos los los que esperan que de dicho encuentro salga un baremo unificado para tomar decisiones en todo el Estado.

El presidente asturiano, Adrián Barbón, lanzó en la mañana de ayer un mensaje claro y contundente: «Los datos son absolutamente preocupantes. La segunda ola que estamos viviendo de lleno está resultando absolutamente dramática». La fase 2 modificada que decretó el Gobierno regional finaliza mañana y el jueves se reunirá la comisión técnica para analizar los resultados de las medidas adoptadas (prohibición de consumir en barra, prohibición de vender alcohol en las gasolineras después de las diez de la noche, límite de seis personas por mesa en hostelería...) y estudiar «si es necesario ir más allá».

Cuando Barbón grabó su mensaje, Madrid aún no se había pronunciado sobre el toque de queda, aunque lo cierto es que la idea ya rondaba también en el Ejecutivo regional. Pero el resto del día se convirtió en el centro del debate. Así que cuando al presidente le preguntaron directamente en sus redes sociales «¿por qué no ponen o estudian un toque de queda?», Barbón ya no dudó en contestar: «Se está estudiando».

Se suma Asturias, de este modo, a los territorios que quieren pedir, o al menos estudiar, esta posibilidad. El problema que se plantea es que esta figura (que se está aplicando en París, por ejemplo), no está recogida en la legislación española, por lo que el debate sobre su aplicación está servido y existe la duda de si sería obligatorio decretar antes un estado de alarma. De hecho, es una medida que no se aplica en España desde el 23F. Castilla y León se ha pronunciado claramente a favor y Galicia ha pedido antes algunas aclaraciones.

La cuestión es que las cifras y la evolución de la pandemia preocupan, y mucho. Y Adrián Barbón no lo esconde. Salud confirmó ayer 210 nuevos casos de coronavirus, con una tasa de positividad del 6,75% (mejor que la del día anterior, que superaba el 8%), tras haberse realizado 3.107 PCR. Asturias tiene una incidencia acumulada en los últimos 14 días de 310 casos por 100.000 habitantes. Así que estamos lejos del objetivo de Barbón: incidencia acumulada por debajo de los 100 casos y tasas de positividad de menos del 5%.

Frenar los brotes familiares

«No podemos obviar que el virus sigue siendo un gran desconocido. Por desgracia, no tenemos todas las pruebas y tenemos que ir tomando decisiones a medida que los expertos nos van transmitiendo la realidad de los informes», explicaba ayer el presidente del Principado, a la vez que insistía en su llamamiento casi diario a la ciudadanía para que tome todas las precauciones. «Ante el incremento del número de hospitalizaciones las autoridades sanitarias piden a la ciudadanía que forme su burbuja social para frenar los contagios y brotes familiares», repiten las autoridades como un mantra.

Barbón aprovechó su mensaje de ayer para responder directamente a los hosteleros y a su malestar. No es una cuestión de criminalizar a nadie. Soy consciente de que la mayoría de los hosteleros cumple las normas de seguridad y lo quiero agradecer. Pero también es cierto, y lo detectamos por el análisis de brotes y nuevos casos, que los contagios se producen en el ámbito familiar, en el de las relaciones personales y en el de bares y restaurantes por una razón, no porque los hosteleros hagan las cosas mal, sino porque todos, y me incluyo, bajamos las defensas, nos quitamos la mascarilla, nos acercamos más». Y lanzó una advertencia: en varias comunidades «se ha prohibido totalmente la actividad». Es decir, «hay que frenar ahora los contagios para no llegar a ese nivel».

 

 

 

 

 

 


AVISO LEGAL       Aviso Legal   |   Política de Privacidad   |   Política de Cookies   |   Contacto

 

©2019 Todos los derechos reservados.  www.gaxarte.com